Viernes 15 de diciembre de 2017

Estirar 15 minutos, hacer ejercicio y dormir sobre el lado izquierdo evita el dolor de espalda


EP

  • Se trata de uno de los dolores más habituales entre la sociedad española.
  • Una de las causas es la inadecuada forma de sentarse durante las largas jornadas laborales.
  • El sedentarismo, los malos hábitos posturales, el sobrepeso y el estrés son factores de riesgo.

Dolor de espalda

Realizar diariamente estiramientos musculares y movilización articular durante aproximadamente 15 minutos al día para así mantener la espalda trabajada y protegida, realizar ejercicio de forma habitual y dormir de lado por el costado izquierdo son algunos de los consejos aportados por la fisioterapeuta de Blua de Sanitas Pymes Digital, Cristina González Rodríguez, para prevenir la aparición del dolor de espalda.

Se trata de uno de los dolores más habituales entre la sociedad española, debido especialmente a la inadecuada forma de sentarse durante las largas jornadas laborales. De hecho, según el Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo, más de la mitad de los trabajadores en España sufre dolor de espalda, siendo un 86% de afectados el que asegura que las dolencias se agravan gradualmente debido a las condiciones laborales.

“Algunos de los factores de riesgo más habituales tanto en la aparición como en la perpetuación de esta molestia son el sedentarismo, los malos hábitos posturales, el sobrepeso y el estrés”, ha explicado la experta, para destacar la necesidad de mantener unos adecuados hábitos para evitar su aparición.

En este sentido, la doctora ha aconsejado restringir las grasas saturadas, optando por grasas saludables como los Omega-3 presentes en pescados azules; comer proporciones adecuadas de hidratos de carbono y elegir los que provengan de hidratos complejos (pastas, legumbres integrales); consumir frutas y verduras todos los días ya que ayudan a limpiar el organismo y disminuyen la aparición y perpetuación del dolor crónico; y mantener un nivel de hidratación correcto intentando llegar al menos a dos litros de agua diarios.

Del mismo modo, ha subrayado la importancia de mantener la espalda recta y completamente apoyada en el respaldo con los hombros relajados y las rodillas alineadas en altura con la cadera o un poco por debajo de ésta; evitar movimientos bruscos al realizar gestos cotidianos como el sentarse y levantarse, ya que estos gestos realizados sin calentar puede desencadenar lesiones musculares; y, para aquellas personas que trabajan en una oficina, no cruzar las piernas, apoyar los pies en el suelo, alinear la cadera con las rodillas, tener los hombros relajados y los codos en ángulo recto y adaptar la posición de la silla.

“También es importante la postura tomada en los vehículos, a la hora de emprender un viaje hay que regular bien la altura del asiento del coche. En el caso de un paseo en bicicleta es necesario modular la altura del sillín para que no sufran ni la espalda ni las rodillas. En caso de dolor de espalda, para aplacarlo es importante aplicar calor suave en la zona dolorida durante no más de 10 minutos, para ayudar así a relajar la musculatura”, ha apostillado.

En caso de que la molestia persista, prosigue, es necesario acudir al fisioterapeuta, puesto que no solo aliviará los síntomas de dolor sino que proporcionará una rutina pautada y regular de ejercicios para controlarlo y evitar su reaparición.



Fuente

Etiquetas: