Miércoles 18 de julio de 2018

En protesta por la situación económica, una calle de Brasil se pinta de celeste y blanco


Como todos los mundiales, las calles de los barrios más populares en Brasil se visten de gala para la celebración: consiste en pintar las calles, y veredas con los colores verde y amarillo y adornar con guirnaldas cada rincón para alentar a la ‘canarinha’.

Sin embargo, en un clima enrarecido por la crisis económica y política, sumado a la incertidumbre para las elecciones de octubre, en el barrio Real Copagre de Teresina, capital del estado de Piauí, un grupo de vecinos se rebeló y decidió pintar sus casas con la celeste y blanca.

La inusual hinchada argentina está ubicada en la Rua 8 en un barrio, de 5.800 habitantes, se llama Real Copagre porque allí en la década del sesenta había un club social que era el centro principal de los juegos de cartas llamado Real Copag. Copag es la marca más famosa de cartas de Brasil.

“Desde hace un tiempo queríamos hacer una protesta por causa de las cosas que ocurren en el país. Hablé con la comunidad y resolvimos hinchar a favor de la Argentina”, dijo Raimundo Pereira Junior, quien trabaja polarizando vidrios de automóviles.

La Rua 8 se convirtió en una atracción turística y en noticia nacional porque la protesta también incluye ser fiel al equipo de Jorge Sampaoli.

“Vamos a juntarnos el sábado a ver a Argentina-Islandia y no el domingo, que juega Brasil contra Suiza”, contó Pereira, el hombre más buscado por la prensa brasileña luego de haber invertido el equivalente a 2000 pesos en pintura.

Las casas también tienen el sol en el medio de las franjas celeste y blanca, para que no exista confusiones.

Como todos los mundiales, las calles de los barrios más populares en Brasil se visten de gala para la celebración: consiste en pintar las calles, y veredas con los colores verde y amarillo y adornar con guirnaldas cada rincón para alentar a la ‘canarinha’.

Sin embargo, en un clima enrarecido por la crisis económica y política, sumado a la incertidumbre para las elecciones de octubre, en el barrio Real Copagre de Teresina, capital del estado de Piauí, un grupo de vecinos se rebeló y decidió pintar sus casas con la celeste y blanca.

La inusual hinchada argentina está ubicada en la Rua 8 en un barrio, de 5.800 habitantes, se llama Real Copagre porque allí en la década del sesenta había un club social que era el centro principal de los juegos de cartas llamado Real Copag. Copag es la marca más famosa de cartas de Brasil.

“Desde hace un tiempo queríamos hacer una protesta por causa de las cosas que ocurren en el país. Hablé con la comunidad y resolvimos hinchar a favor de la Argentina”, dijo Raimundo Pereira Junior, quien trabaja polarizando vidrios de automóviles.

La Rua 8 se convirtió en una atracción turística y en noticia nacional porque la protesta también incluye ser fiel al equipo de Jorge Sampaoli.

“Vamos a juntarnos el sábado a ver a Argentina-Islandia y no el domingo, que juega Brasil contra Suiza”, contó Pereira, el hombre más buscado por la prensa brasileña luego de haber invertido el equivalente a 2000 pesos en pintura.

Las casas también tienen el sol en el medio de las franjas celeste y blanca, para que no exista confusiones.



Fuente

Etiquetas: