Miércoles 26 de julio de 2017

En el debut del plan "Comisarías Abiertas" los vecinos pidieron más acción policial


El comisario Olivi responde a las inquietudes de los vecinos en la seccional de Flores
El comisario Olivi responde a las inquietudes de los vecinos en la seccional de Flores. Foto: Daniel Jayo

El comienzo no fue el mejor. El ambiente estaba tenso. Los primeros vecinos que hablaron dejaron en claro sus preocupaciones y temores por culpa de la inseguridad que azota al barrio de Flores. Cuando el comisario Juan José Olivi, jefe de la seccional 38», tomó la palabra todo fue, por momentos, un caos de gritos y palabras subidas de tono. Pero volvió la calma y el diagnóstico fue unánime: la gente tiene miedo, siente que en la calle mandan los delincuentes y que faltan más uniformados para combatir el delito.

La percepción de los que más conocen el barrio fue escuchada por el comisario Olivi; el secretario de Seguridad porteño, Marcelo D’Alessandro; el legislador Juan Pablo Arenaza, y el presidente de la Comuna 7, Guillermo Peña, presentes en el primer encuentro del plan Comisarías Cercanas, que ayer debutó en las 54 seccionales de la ciudad.

El 26 de diciembre pasado la comisaría 38» fue escenario de serios incidentes después de una manifestación vecinal en reclamo de seguridad y justicia tras el homicidio de Brian Aguinaldo, el chico de 14 años asesinado por motochorros en la víspera de la Navidad.

Los problemas de los vecinos de Flores parecen claros y fueron expuestos a las autoridades: calles como Bolivia que son tierra de nadie y donde casi nadie se anima a caminar; territorios que parecen ser propiedad de consumidores de paco y vendedores de drogas, y falta de presencia policial en zonas claves como la plaza General Pueyrredón, más conocida como Plaza Flores.

“¿Quién se hace responsable si matan a un familiar mío?, ¿Tengo que salir armado a la calle”, se preguntó indignado Leonardo Smith Estrada, que en el inicio de la reunión le habría gritado a D’Alessandro “¡que carajo me importa!” cuando el funcionario intentó explicar que “policías malos hay en todos lados, pero los buenos son mayoría”. Otros vecinos, los más vehementes, le pedían al comisario: “Cuando vayan a un operativo disparen. ¡Maten!”

Olivi les explicó a los vecinos que la seccional ya cuenta con 380 oficiales de la Policía de la Ciudad. Él y D’Alessandro les repitieron varias veces que estaban para escucharlos y mejorar la seguridad del barrio.

“Después de las 18 por Bolivia no se puede caminar tranquilo”, dijo Graciela Díaz, una vecina. Otros ponían el foco en la falta de policías y patrulleros en determinadas horas; en lo “pesada” que se volvió la Plaza Flores, en el corazón de la zona comercial de Rivadavia, en las drogas…

En un salón de la comisaría 38», con un calor sofocante, la reunión se extendió más de lo previsto. Por momentos la resignación parecía apoderarse de los vecinos. “Siempre, en todas las reuniones, escuchamos lo mismo y las soluciones no llegan”, dijo Graciela mientras se iba.

Una mujer casi se pone a llorar. Se emocionó cuando recordó que ella había nacido en Flores y que ahora tiene miedo, sobre todo por su hijo. “El barrio ya no es lo que era. Ganaron los delincuentes”, afirmó.

El jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, estuvo presente en la comisaría 21», de Palermo. Allí sostuvo: “Este es un plan integral para mejorar la seguridad que incluye muchas cosas, como sumar más policías o que los efectivos que hoy hacen tareas administrativas salgan a las calles. Y una de las partes más importantes de nuestro plan es involucrar a los vecinos de la ciudad para que participen, colaboren, para que nos acerquen sus reclamos y sugerencias, y para que haya un contacto más directo con la policía”. La gente, allí, reclamó controles contra los motochorros.

El ministro de Justicia y Seguridad porteño, Martín Ocampo, afirmó: “Las reuniones se harán los primeros jueves de cada mes. La idea es que todos podamos participar. El secreto es que estamos más para escuchar que para hablar. Estas reuniones van a ser periódicas. Lo importante es que esto es sistemático, no es una idea aislada de un momento determinado y nunca más”.ß

En esta nota:



Fuente

Etiquetas: