Miércoles 26 de julio de 2017

Causa "Carbón Blanco": piden que se eleve a juicio oral al abogado Salvatore



El pedido incluye a cuatro familiares directos e integrantes de su círculo íntimo, quienes para los investigadores formaron parte de las distintas operaciones destinadas a darle apariencia de licitud a las ganancias obtenidas a partir del tráfico de estupefacientes.

Según informó la página de la Procuración General de la Nación, la solicitud fue formulada por el fiscal federal de Roque Saénz Peña, Carlos Sanserri, a quien acompañaron sus colegas de la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac), Gabriel Pérez Barberá y Laura Roteta.

Para los representantes del Ministerio Público Fiscal, durante la instrucción de la causa se ha logrado constatar la existencia de una organización comandada por Salvatore, “que generó un entramado financiero, empresarial e inmobiliario, con ramificaciones por el país y el extranjero, dedicado a colocar, en el mercado local, el dinero que provenía de su actividad como narcotraficante”.

El 17 de septiembre de 2015, el Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Resistencia condenó a Salvatore a 21 años de prisión como organizador de una asociación ilícita que envió más de una tonelada de cocaína a Portugal y España escondida en contenedores que contenían carbón vegetal.

Los otros cuatro imputados por ese hecho recibieron penas de entre 12 y 19 años.

En forma paralela, Salvatore está procesado por el envío, durante 2005, de aproximadamente 1,2 toneladas de clorhidrato de cocaína desde la localidad bonaerense de Campana hacia Valencia, España, también en carbón vegetal.

El líder de “Carbón Blanco” enfrenta otros cuatro procesos judiciales por contrabando internacional, en los que ocupó el rol de organizar, estructurar, dirigir y financiar los embarques que partían desde Campana, Zárate o Rosario con destino a Europa.

En 2014, la Procelac presentó una denuncia en Roque Saénz Peña por lavado de activos provenientes del contrabando debido a Reportes de Operaciones Sospechosas emitidos por la Unidad de Información Financiera (UIF), que daba cuenta de movimientos injustificados a través de un conjunto de sociedades comerciales, Lugin SRL, Saint Maxime SA, Katrine SA y otras que tenían como denominador común la participación de Salvatore o sus familiares.

Entre ellos, se encuentran su esposa, Silvia Vallés Paradiso; su suegro, Santiago Vallés Ferrer; su hija, Carla Yanina Salvatore, o su socio Ricardo Gassan Saba, sobre quienes también se requirió la elevación a juicio.

Las pruebas recolectadas permitieron acreditar la utilización de una gran cantidad de sociedades comerciales constituidas para ocultar el origen ilícito de los fondos, destinados a emprendimientos inmobiliarios, adquisición de propiedades y autos de alta gama, inversiones financieras y hasta la realización de películas.

Por ejemplo, se utilizó una organización llamada “Fundación Salvatore para el Estudio e Investigación de Enfermedades, Tratamientos y Recuperación de Pacientes”, que tenía como objeto de realizar actividades académicas, de diagnóstico, rehabilitación y reinserción social de pacientes, entre otras.

Además, se constituyó en 2005 la firma CS Entertainment S.R.L., que asociada a “Manos Digitales Animation Studio .A.” coprodujo el largometraje infantil “Plumíferos, aventuras voladoras”, con la participación de los actores Luisiana Lopilato y Mariano Martínez, quienes le dieron voz a los personajes animados.

La realización del film se logró mediante una inyección de 700.000 dólares, de acuerdo a los datos recolectados en la investigación.



Fuente

Etiquetas: