Viernes 15 de diciembre de 2017

Alejandro Lingenti dirige "Luis Ernesto llega vivo", debut teatral de Fabián Casas


Alejandro Lingenti dirige "Luis Ernesto llega vivo", debut como dramaturgo del escritor argentino Fabián Casas, para construir un particular recorrido sobre lo inexplicable del duelo, con toques de humor, que puede verse los lunes a las 21 en El Extranjero.

Lingenti es periodista, dramaturgo y director de cine y en su cuarta puesta retoma la relación con la obra de Casas, ya que adaptó para el cine su novela "Ocio" en 2010, y regresa a dos temas habituales en sus creaciones: muertes y despedidas sin retorno.

Esta vez, de todos modos, se centra en el universo femenino a través del vínculo madre-hija, ya difícil por definición, ante la pérdida de un ser querido.

La obra continuará en la cartelera porteña hasta el lunes 18 de diciembre y regresará a la misma sala del barrio porteño del Abasto en marzo, en el mismo día y horario.

– Télam: ¿Cómo llegó a la pieza de Casas?

– Alejandro Lingenti: Casas es mi mejor amigo: su texto era como un poema largo sin didascalias: adapté algunas cosas y me largué a ensayar, y pudimos hacerlo por un año y medio antes de estrenar. Para los actores no siempre es fácil comprometerse en procesos tan extensos dentro del circuito independiente. Se trata de su primera obra, aunque ahora dice estar escribiendo otra llamada "Elvis dejó el edificio".

– T: ¿Sus procesos creativos son prolongados?

– A.L.: Sí. Tengo conciencia de mis limitaciones: soy licenciado en Ciencias de la Comunicación, pero mi formación en teatro resulta muy autodidacta. La generosidad de algunos artistas me otorgó una formación extra: estudié con Kartun y directores como Ricardo Bartís y Alejandro Catalán me permitieron estar presente en sus clases de actuación. De todos modos, me siento con pocas herramientas para dirigir y necesito de proceso largos. En estos casos tengo algunas certezas y un montón de dudas.



Fuente

Etiquetas: