Historia

Banco de la Nación Argentina

Obra del arquitecto Carlos Nordmann, fue construido a principios del siglo XX, más precisamente en 1909. Cumpliendo ya 106 años, su estilo academicista francés, da lustre a nuestro barrio sobre la Avenida Rivadavia al 7000. Por las noches, es muy interesante observar su reloj y sus pequeños detalles que hacen una única obra, irrepetible en la zona.

Aguas Argentinas

Su frente fue decorado por alumnos de la Escuela del Hombre Nuevo con bonitos murales multicolores. Ubicado en media manzana sobre Granaderos y Bacacay, fue inaugurado a principios de 1900. Fue el primer edificio de “servicio de agua a domicilio” y albergó a las bombas, tanques elevados y grifos que ayudaban a la provisión de agua a la población local.

Mural del Angel Gris

En el andén norte de la Estación Flores, encontramos un mural pintado en 1990 por el artista Carlos Terribili y sus colaboradores. Con la gestión de varios funcionarios, luego de unos años, este mural fue embellecido aún más. Es típico verlo en portadas de libros y folletos que hablan sobre el barrio. El fabuloso artista se inspiró en los textos de Alejandro Dolina.

 Hospital Alvarez

Cuenta con más de 110 años de historia. Fundado en 1901, lleva el nombre de su director. Ocupa dos manzanas. En su fachada hoy podemos ver murales y textos de poetas que vivieron en Flores. Además de cientos de camas y un impresionante jardín, tiene una guardería,  en su interior hay un desayunador y un roperito que ayuda a los más necesitados, fruto de la gestión de su cooperadora.

Escuela Fernando Fader

A pocos metros del gran ruido de la Avenida Rivadavia, en uno de los pocos pasajes que desembocan en al Gran Vía, esta escuela de arte fue la quinta de la Familia Agar. Desde 1927, esta escuela ocupa esta casona de estilo Tudor. Este sitio es muy interesante para realizar tanto en su interior como en pasaje eventos culturales para el barrio bicentenario.

Escuela Florencio Varela

Fundada en el año 1826, fue fundada por María Sanchéz de Mendeville, presidenta de la Sociedad de Beneficencia, como escuela de niñas a cargo de dicha institución. Aunque recientemente fue reparada su planta baja, la velocidad comercial de nuestros días no nos da tiempo para frenarnos y mirar sus cuantiosos detalles de belleza.

Escuela Museo

Aunque sólo puede visitársela los días de semana, la Escuela Museo Gral. Justo José de Urquiza es un orgullo para Flores. Estrictamente cuidada por varias generaciones, funciona desde 1818. Es la escuela en actividad más antigua de Buenos aires. Fue fundada como Escuela Pública de Campaña para Varones. Alberga un Museo de Bellas Artes con más de 300 obras de primerísimo calidad. Desde un Berni hasta varios Roux.

Centro Comercial Avellaneda

Es el mayor atractivo del turismo del Interior del país en nuestro barrio. Emplazado originalmente en las manzanas cercanas a la Av. Avellaneda y Nazca, este centro comercial tomó fuerza por los “bajos precios” en prendas textiles. Su desmedido crecimiento comercial perjudicó notablemente a las construcciones del lugar, originariamente zona de casas bajas.

Café la Humedad

Inmortalizado en un tango del vecino de Flores, Cacho Castaña, el Café la Humedad fue uno de los puntos de encuentro de los vecinos de Flores Norte. En diagonal con el Café Lumiton (mal llamado La Humedad), el original tenía billares, donde muchas veces jugaban menores, justo enfrente de la Comisaría 50. Las vías del tranvía también pasaban por la esquina de Boyacá y Gaona.

 Día de la Tradición

En el mes de mayo se festeja el Día de la Tradición. Hace varios años, en el barrio un grupo de vecinos y la Basílica de San José de Flores organizaron un festejo por la Avenida Rivadavia con carretas tiradas por bueyes, bailes y vestimentas típicas para la ocasión. Algo insólito para los tiempos actuales.

La inauguración esperada

La mayoría de los vecinos de Flores estaban más que ansiosos para saber la fecha de la inauguración de la prolongación de la Línea A de subterráneos. Finalmente dicha ansiedad, llegó a buen puerto..les mostramos una máquina trabajando en plena Avenida Rivadavia. Una imagen de hace ya unos años que ya es histórica.

El reloj del Banco

Todos pasamos por su frente de la Avenida Rivadavia al 7000, pero hay muy pocos que levantan la mirada. Con su fachada recién pintada, la obra del arquitecto Nordmann tiene un bonito reloj que marca su hora hacia la Plaza Flores. El Banco Nación, una obra irrepetible para nuestros ojos.

Galería San José de Flores

Esta galería abrió sus puertas en 1956, fue desde un principio uno de los paseos de compras más distinguidos del barrio.
La cúpula central que corona el edificio cuenta con murales de tres importantes exponentes del realismo social en la Argentina: Juan Carlos Castagnino, Enrique Policastro y Demetrio Urruchúa.

Castagnino pintó la fraternidad, la gente, sus trabajos, el tango, el folklore, el canto en el amanecer de la ciudad y el campo. Urruchúa dibujó al vecino y poeta local Baldomero Fernández Moreno, amante del barrio de Flores, en el centro de una composición, que como homenaje a San José de Flores, marca el camino de la educación, la libertad, el trabajo, la música y el dibujo. Policastro fundió al barrio con otros paisajes del país, tituló su obra: La Pachamama, y representó a una figura central, de rasgos aborígenes, rodeada un despliegue de escenas cotidianas: dos niños en un vertiginoso juego, un vendedor de globos, los trabajos de la tierra, un carro aguatero, el organillero, la abuela jugando con su nieta, etc. Spilimbergo bocetó la fertilidad de la naturaleza, la mujer y la tierra y Castagnino pintó el diseño de este último.

El día de la inauguración se preparó un lunch con champán. Pero como no podía ser de otra manera los muralistas lo rechazaron. Se degustó entonces, a pedido de los pintores, un menú bien popular, que consistió en empanadas y vino, justo con el pensamiento de pueblo que tenían.

Esto ocurrió el 10 de noviembre de 1956, en la avenida Rivadavia 6836, un lugar que forma parte del circuito histórico de Flores.

El ancla de Pedernera

Hay muchas historias sobre la famosa ancla de la esquina de Pedernera al 800. ¿Quién la colocó aquí? ¿Cuál es su significado? ¿Será un homenaje a la inmigración? ¿O un adorno de un restaurant que no funcionó? Por lo pronto podemos contarles que recientemente se realizó en la misma esquina una bajada para discapacitados y el ancla permaneció inmune ahí. Tiene su magia.

Pacto de San José de Flores

En la esquina mano impar de Boyacá y Rivadavia, se celebró el Pacto de Unión Nacional, Convenio de Unión o Pacto de San José de Flores. Fue un tratado firmado entre La Confederación Argentina y la provincia de Buenos Aires en 1859 que establecida las pautas para el ingreso de esta última a la confederación.

Según el tratado, firmado en la casona de Juan Terrero, Buenos Aires debería jurar la Constitución promulgada en 1853, pudiendo para ello proponer modificaciones en la misma.

Estación de tren

La Estación Flores fue construida en 1885. Un muy buen cuidado jardín rodeado de pilares y verjas disfrutó por mucho tiempo junto a la estación. Cuando el Estado fue dueño de los ferrocarriles decidió vender los terrenos linderos. El pasaje Hugo del Carril quedó como callejuela interna. Hoy, se conserva su casco estilo inglés.

Estación Subte Linea A, “San Jose de Flores”, “Carabobo” y “San Pedrito”

La estación Carabobo hizo de terminal temporaria de la línea desde 2008 hasta el viernes 27 de septiembre de 2013, ya que se encontraban en construcción dos estaciones más que extenderían el recorrido de la línea hacia el oeste: San José de Flores y San Pedrito. Es utilizada por alrededor de 250.000 personas al día. La línea mantuvo hasta el viernes 11 de enero de 2013, sus antiguos coches.